Remix everything (or not)

“Debate sobre Direitos Urbanos e Cinema” de Direitos Urbanos bajo licencia CC BY 2.0.

“Debate sobre Direitos Urbanos e Cinema” de Direitos Urbanos bajo licencia CC BY 2.0.

Everything is a Remix, la web-serie documental de Kirby Ferguson, ha sido el trabajo cinematográfico encargado de abrir el ciclo de #docuFORUM organizado por Bit:LAV en colaboración con Culturatorium y que estará compuesto por 4 sesiones para tratar temas como las licencias y la cultura libre o la producción de arte digital.

La película plantea que la técnica del remix es inherente a cualquier tipo de creación y se ha convertido en una auténtica referencia para los teóricos interesados en el sentido o significado del remix como herramienta canalizadora de la creatividad. El trabajo introductorio de Ferguson, de unos 50 minutos de duración, no puede profundizar en un análisis detallado. Se centra en compartir algunas nociones básicas sobre cultura libre, procesos creativos, copias, propiedad intelectual y entorno virtual, poniendo ejemplos de sampleos y remixesa lo largo de la historia y en distintas disciplinas artísticas como el cine, la música o la literatura. Lo hace con un discurso dinámico y algo frenético que no deja indiferente al espectador.

Uno de los puntos fuertes de la producción recae en su detallada relacion de fuentes y referencias, que se pueden consultar libremente en la web Everything is a Remix donde, además, también se puede encontrar material adicional como este bonus sobre los “trolls de las patentes”, empresas dedicadas en exclusiva a demandar a usuarios y productores relacionados con el desarrollo de software.

Entre los comentarios del público asistente al #docuFORUM se encontraron también críticas al documental, ya que algunos participantes lo perciben como subjetivo. Si bien es cierto que la web-serie recoge la opinión personal del autor, no hay que perder de vista que este tipo de trabajo se engloba dentro del género de cine activista o político, incorporando el uso del documental comoherramienta de comunicación. Producciones como Everything is a Remix pretenden, en realidad, dar voz a una problemática invisibilizada por los grandes medios de comunicación, tomando partido y cuestionando el modelo actual, contribuyendo al conocimiento e incorporando nuevos enfoques, ajenos a los mensajes imeprantes propuestos por la industria cultural. La relación entre activismo y cine documental permite, precisamente, lanzar preguntas que fomenten el debate y la confrontación de opiniones para generar nuevos discursos.

Otro de los aspectos cubiertos a raíz de las intervenciones en el debate fue la introducción al concepto de cultura libre.

La cultura libre es una corriente de pensamiento que se populariza a principios del siglo XXI para reivindicar el derecho humano a participar en la vida cultural y a tener un rol activo en ella.

Surge en el ámbito de la informática, promovido por activistas y pensadores como Richard Stallman, impulsor del movimento del software libre, y poco a poco se va extendiendo a otras disciplinas con el fin de potenicar la creatividad y permitir ellibre uso de trabajos creativos. Conseguir este objetivo requiere de proteger a los autores para que puedan seguir creando. También pasa por proteger al espectador o consumidor cultural, para que pueda disfrutar de un acceso universal al conocimiento en general y al arte en particular.

Sobre el procomún” de COLABORABORA bajo licencia CC BY SA 3.0

Sobre el procomún” de COLABORABORA bajo licencia CC BY SA 3.0

Las cuestiones principales derivaron en otras más detalladas sobre la producción de contenido cultural y su distribución. ¿Qué significa exactamente proteger a los autores? ¿Y asegurar el acceso cultural al conjunto de la sociedad? ¿Cuán difuso es el límite entre la copia y el original? ¿Por qué es tan difícil llegar a una opinión consensuada sobre gestión de derechos de autor o propiedad intelectual? ¿No ha sido la producción artística siempre igual de complicada en términos económicos? ¿Es este un problema derivado de la mercantilización del arte o ya existía anteriormente? ¿Cuándo comenzó la cultura a ser mercancia? ¿Cultura libre significa que todo es gratis? ¿Qué es eso de los precios libres? ¿Quién puede vivir de ellos? ¿Hemos sobreprotegido al autor en detrimento de los derechos del consumidor?

Si algo se sacó en claro en este primer debate es que las tendencias sociales y tecnológicas nos permiten, a día de hoy, avanzar hacia un nuevo modelo de producción y consumo cultural. Ahora el público puede y quiere acceder, crear, modificar, publicar y distribuir contenidos. De esta forma, y pensando en uncambio de paradigma que parece inminente e inevitable , surgieron varias incógnitas sin resolver. ¿Quién paga a los artistas si la cultura está al alcance de un click? ¿Cuáles son las alternativas reales al modelo de gestión de derechos de autor tradicional? ¿Cómo serán las nuevas relaciones entre artista y público? ¿Qué propuestas reales existen para materializar este cambio de paradigma total?

A todos estos interrogantes se intentará dar respuesta en la próxima cita. El miércoles 11 de febrero a las 18h00 en la Sala Negra del LAVA se proyectará el documental de Stèphane M. Grueso, ¡Copiad, malditos! que trata en profundidad la problemática derivada de los derechos de autor en la era digital.