¿Cómo AntiVJ cambió el mundo?

AntiVJ es un sello visual creado por un grupo de artistas europeos centrados en el trabajo con el uso de la luz proyectada y su influencia en nuestra percepción.

Se alejaron de las configuraciones estándar y las técnicas habituales. Trabajan la instalación así como el directo con software desarrollado por ellos mismos en openFrameworks, Processing o VVVV.

Un poco de historia:

En 2006 Joani Lemercier empezó a usar el nombre AntiVJ como un apodo para sus actuaciones en solitario por Londres y Bristol. En esa época ya estaba cansado del estilo de VJing que se estaba llevando, de formas y colores, multiples efectos apilados, transiciones entre imágenes inconexas y sin ningún tipo de narrativa más allá de la simple excitación visual. Por entonces llamarse AntiVJ suponía un juego entre una declaración de intenciones y una broma.

Poco a poco fue entrando en contacto con otros artistas visuales que atraían su interés como Legoman (Yannick Jacquet), Oliver Ratsy, Aalto (Romain Tardy) y Thomas Vaquié, el artista sonoro que por entonces trabajaba con Legoman y que también fue uno de los miembros fundadores.

En 2008 empezaron a trabajar juntos y de forma natural adaptaron el nombre para distanciarse de lo que hasta entonces estaban haciendo proyectando en clubes. Aquí comenzó todo. Rápidamente crearon todo lo necesario para identificar su proyecto conjunto como un logo, la web, un blog y un video resumen de sus piezas en solitario marcando la línea por la querían ir juntos. Todo esto estaba muy bien, pero por entonces no tenían claro que es lo que eran: ¿un colectivo artístico, un equipo de trabajo asociado, una empresa, una agencia de artistas? Al venir de la escena de clubes y festivales el formato de sello discográfico llamaba mucho su atención, así que decidieron que serían un sello visual.

Esto les permitía tener una identidad colectiva reconocible para ayudar a artistas a desarrollar sus proyectos, y para producir y promover su trabajo. Dentro del sello, los artistas podían tener su estilo personal y desarrollar proyectos individuales, así como colaboraciones. No había un formato de salida definido, de forma que podía ser cualquier tipo resultado ya fuera un objeto físico, una edición literaria, actuaciones en vivo o cualquier otra cosa. Desde luego es una estructura en el que cabe de todo, lo que resulta muy inspirador, y más rodeado de mentes tan creativas.

Para entonces se sumaron al proyecto Nicolas Boritch, para ayudar en la gestión de proyectos, y el artista Simon Geilfus que venía del mundo de la programación creativa que hizo posible que descubrieran una nueva visión acerca del visual en directo y el sonido y la gráfica reactiva. Simon en colaboración con el músico Fernando Corona (Murcof) crearon un espectáculo que no tiene más nombre que "Murcof + AntiVJ", espectáculo que pudo verse en el LEV Festival de Gijón en 2010: Murcof mezcla lo digital con lo analógico, pianos sobre microritmos sintéticos. Trata de poner frente a frente la precisión digital con la calidez acústica tratando de encontrar la armonía y la complementación entre sí.

2009 y 2010 fueron los años de mayor intensidad, en ellos produjeron muchos trabajos en muy poco tiempo, apoyándose siempre en la filosofía DIY que los definía. Así desarrollaron herramientas que les ayudarían a avanzar con la técnica del mapping, marcando algunos hitos por el camino. Empezaron a alejarse del estilo figurativo, que era tendencia, y decidieron jugar con geometría simples a las que dotar de una narratividad que quedaba oculta tras la reactivadad de lo visual con lo sonoro. Algo que se puede ver claramente en “St. Gervais”, una pieza site-specific presentada en el Mapping Festival de Génova en 2010.

Otro ejemplo es “Principles of Geometry” un espectáculo audiovisual retro-futurista en el que se usa la estereoscopía para llevar al espectador en un viaje a través del espacio. Desgraciadamente no podrás disfrutar del efecto 3D en esta pantalla en la que lees ahora mismo, pero te puedes hacer una idea.

En 2011 Antivj ya se había convertido en una fábrica de ideas revolucionarias, eran inspiración de muchos otros artistas y su ritmo de creación era tan trepidante que resultaba inverosímil.

Fue justo entonces cuando el ritmo empezó a decaer. La primera ilusión les había llegado muy lejos, y muy alto, sin embargo los problemas aparecen cuando se empezaron a ver envueltos en una gran carga de trabajo sin tener una estructura organizativa concreta. Tampoco es que fueran un caos absoluto, pero cuando el proyecto se hizo grande se les complicaban determinadas tareas y restaban una gran parte de tiempo que en otro momento habrían dedicado a la creación.

Esta situación hizo que 2012 fuera un año pobre en comparación con los tres años anteriores y aunque fueron pocas piezas, no se les puede negar su valor de innovación técnica y visual.

O (Omicron) es una instalación permanente en el Centro del Centenario de Breslavia, en Polonia. Consiste en la proyección de imágenes geométricas aprovechando las singularidades arquitectónicas de la cúpula de hormigón armado, de 69 metros de diámetro y un total de 42 metros de alto, sobre la que se proyecta. A parte del video aquí pegado podéis encontrar un making of en el Vimeo de Romain Tardy.

Este fue el ultimo proyecto en el que trabajaría Joani Lemercier con AntiVJ. A finales de 2013 deja el sello que fundó junto a sus compañeros. Sin malos rollos: Joani había decidido que aquel proyecto que tanta libertad le había brindado ahora se la quitaba. Necesitaba volver a trabajar de forma individual, sin presiones de grupo ni organizativas, sin pretensiones, sin la necesidad de hacer grandes piezas espectaculares, volver a lo pequeño.

Poco después, en 2014, también se iría Romain Tardy. Dejando “The Ark” como su último trabajo con AntiVJ.

Desde entonces apenas han hecho nada, salvo “Mecaniques Discursives” , una colaboración de Fred Penelle y Yannick Jacquet. Una pieza que os enlazo en la mención, pero que no pegaré aquí pues hay piezas que lo merecen más como “Onion Skin” y la versión 2 de “3Destruct”.

Habrá que seguir la pista a AntiVJ, a Joani Lemercier y a Romain Tardy para ver hacia donde se dirigirán ahora estos revolucionarios, hacia dónde irán sus pasos. Como regalo final os dejo el enlace aquí a una entrevista que les hicieron en Creators Project México, el proyecto a medias entre Vice e Intel.