10 cosas que tienes que saber antes de que el live cinema llegue a SEMINCI

Este año por segunda vez el live cinema llega a SEMINCI, uno de los pocos festivales de cine en su género que se atreven a abordar otras prácticas cinematográficas de una manera pausada. 

Y es que si bien festivales como el de Málaga han realizado incursiones eventuales en la materia, son sólo los festivales explícitamente dedicados a las arte sonoras y visuales como el MIRA o el Eufónic los que incluyen estas acciones. Hay honrosas excepciones: L'Alternativa, el (S8) Mostra de Cinema Periférico o los festivales del la red Creative Commons como el de Barcelona o el de Madrid son algunos de los que optan por actualizarse y arriesgar con esta muestra de vanguardia. 

No podemos dejar de recordar aquella primera experiencia de 2014 en que nos visitaron la gente de Zemos 98 y Telenoika, los teóricos César Ustarroz y Blai Mesa y la artista Blanca Regina, además de Ricardo Cançado que nos brindó la oportunidad de degustar su "Representa Corisco". Nuestro más sincero agradecimiento a todas esas personas que nos abrieron la puerta a esta práctica.

Pero si te perdiste aquella sesión o por si aún tienes dudas respecto a qué es el live cinema, a continuación te proponemos algunas claves para comprender mejor que es esto antes de que vengas a la clausura alternativa de SEMINCI >>>>>>>

European Souvenirs en el caS (Centro de las Artes de Sevilla) durante el 15 Festival ZEMOS98

European Souvenirs en el caS (Centro de las Artes de Sevilla) durante el 15 Festival ZEMOS98

1. Qué es: Lo cierto es que el live cinema es difícil de definir, ya que muchas veces se confunde con la práctica del VJing. Se trata de una práctica cinematográfica en directo que bebe tanto del videoarte como de la cultura de club y que hace sus incursiones también en el mundo de la escena. Podemos filmar en directo o remezclar videos de Youtube y estaríamos haciendo live cinema, siempre intentado salirnos de las rigideces del cine o del videoarte tradicional y escapar de los marcos, las pantallas y los tiempos preestablecidos, como hiciera magistralmente el cineasta Val del Omar.

2. Es cine: La gran diferencia con el VJing podríamos decir que está en el hecho de que la imagen es la que vehicula el mensaje de manera protagonista y no como "ilustración" de la música. Esto no quiere decir que el live cinema tenga narrativas lineales exclusivamente, de hecho puede ser hasta abstracto, como de hecho lo eran algunas de las fuentes más antiguas como el trabajo de pioneros de la animación, por ejemplo.

3. Es performance: en la medida en que se realiza en directo, los cuerpos se están poniendo en escena, más o menos fuera de foco, esto tiene implicaciones y es que, como en cualquier concierto o acción artística, cabe el error, por ejemplo, así como la maleabilidad o la singularidad, ya que ninguna presentación será igual que la anterior.  Pero además, devuelve al artista a la escena, lo que le imprime un carácter diferente a la acción. 

4. La música es su gran aliada: el video jockey (VJ) es al video lo que el disc jockey (DJ) es al disco. Así pues, el live cinema se ha venido a relacionar con figuras de la realización de música en directo que van desde la electrónica a la música clásica. 

5. Fuentes: ¿con qué materiales hacemos live cinema? Hay varias opciones de las que señalaremos tres que nos parecen muy interesantes: por un lado, podemos utilizar found footage o metraje encontrado como el que utilizan en los documentales. Se trata de material videográfico viejo que reciclamos para darle un nuevo uso o significado tal y como hizo de manera espectacular el irrepetible Basilio Martín Patino. Ejemplo de ello es el trabajo de Zemos 98, concretamente €urovisions. También podemos utilizar herramientas tecnológicas para generar imágenes, como Processing, un software que nos permite generar imágenes orgánicas que respondan al sonido, entre otras cosas. El trabajo de Alba G. Corral es buen ejemplo de ello. Pero además hay una práctica que siempre ha sido digamos, underground, consistente en hacer cine con la propia película. Es una especie de metacine, matérico, que explora las posibilidades visuales del propio soporte físico y que hoy ha derivado en trabajos con glitch, por ejemplo. Es este el caso de Pedro Maia, entre otros. 

6. No podemos acotar las posibilidades que nos ofrece este cine expandido. Así, desde el inicio, dialoga con las artes escénicas ofreciéndolas escenarios y atmósferas visuales espectaculares; o bien puede ser escenificado, filmado y proyectado en directo sin pasar por ninguna fase de postproducción.  

7. Fuentes: Como hemos dicho, esta práctica bebe de las artes visuales y de la experimentación cinematográfica, así como de la cultura de club. Para especificar más, podemos hablar de aquellas personas que investigaron las relaciones existentes entre las imágenes y la música. Ya a principios del siglo XX Kandiski exploró la relación cuasi sinestésica entre imagen y sonido como materia creativa, y artistas como Oskar Fischinger la relación directa entre ambas disciplinas a partir de su animación abstracta. Tampoco podemos olvidar que el cine, en sus inicios, era mudo y se le ponía música en directo, generando un acontecimiento único en cada espectacular proyección. Hoy, esta sonorización de películas también se realiza en una especie de homenaje a esta antigua práctica, como de hecho hace en SEMINCI en colaboración con la OSCyL desde 2008.

8. ¿Hay mujeres en el sector?: Sí, claro; pero como siempre en la cultura, están invisibilizadas. Por ello han surgido iniciativas como el festival She makes noise o la plataforma Female:Pressure que trabajan por la visibilización de las mujeres en el mundo de la creación digital y electrónica. 

9. ¿Es una profesión?: Sí, pero como el resto de trabajos relacionados con las artes, es precario y está mal considerado. Para eso se ha creado una plataforma como #SupportVisualists que trata de prestar apoyo a VJs y artistas audiovisuales con el fin de profesionalizar el sector.

10. Si bien es cierto que no es algo que tengamos tan a la mano como el cine tradicional, el live cinema se va extendiendo y va cobrando más importancia en muchas esferas. Esto se refleja en grandes festivales de vanguardia como el Sónar que cada vez otorgan más importancia a las visuales; y también reputados cineastas como Francis Ford Coppola se animan a experimentar y salirse de la pantalla. 

supportvisualists