Mayo en Distrito 11

Mayo se nos ha ido tan rápido como vino... pero ha sido muy fructífero: 

El día 11 tuvimos un excepcional encuentro con los docentes Pablo de Castro y Carlos San Aldea, responsables de diversos proyectos de innovación educativa y ambos artistas. 

El segundo ha participado en el proyecto del IES Delicias donde imparte clase "Delicias sobre ruedas"  un programa que integró a toda la comunidad educativa en torno a la investigación del impacto de la industria automovilística en el barrio, que fue radicalmente importante para su propio crecimiento y generación. En su web encontraréis la memoria de actividades. 

El primero, que además forma parte del colectivo El Punto Rojo, con el que ha participado en numerosos eventos, encuentros, congresos y entidades culturales. Él es docente en el SAFA Grial y allí desarrolla proyectos como los de Souvenirs para acercar a sus alumnos de manera creativa y persona a la historia de la Guerra Civil; o el de Patrimonio Industrial de Valladolid, con el que ha recogido muy diversas referencias en la ciudad. Podéis seguirle en twitter en: @DCastro_pablo

Ambos nos dieron una idea de las dificultades que pasa la educación formal, la necesidad de tender puentes con la creación contemporánea y las vinculaciones que tienen con la educación no formal siempre generando espacios disruptivos en el aula. 

El día 17 de mayo celebramos un encuentro con tejedoras de bolillos a través de la Asociación de Vecinos Reina Juana de la Zona Sur, nuestra genial colaboradora. Unas 20 mujeres se acercaron al Espacio Joven y compartieron con nosotras su maestría con las manos y sus recuerdos de la zona, participando incluso en alguna entrevista. 

Nosotras aprovechamos para formalizar varias entrevistas y además continuamos escaneando documentación, sumando la que además nos trajeron algunos vecinos muy amablemente para colaborar en el archivo. 

Las últimas dos sesiones las hemos dedicado al trabajo interno del grupo: por un lado hemos continuado con las entrevistas y hemos activado una web que pronto estará disponible; y hemos continuado organizando la línea de tiempo. Así mismo, dimos un paseo por el Barrio de La Rubia y continuamos documentándolo a través de sus espacios de socialización, cartelera y otros hitos. 

El primer día de junio lo dedicamos a realizar una pequeña autoevaluación del proceso realizado hasta ahora, reflexionando sobre el carácter artístico, patrimonial y educativo de nuestro proyecto; así como a repensar las relaciones que hemos mantenidos con el entorno y la institución y a nivel interno. Consideramos fundamentales estos altos en el camino y estas exposiciones que nos permiten tomar un poco de distancia y averiguar cuales son nuestros fallos y logros.