Distrito 11: arrancamos el trabajo

Desde mediados de marzo nos encontramos trabajando en el Espacio Joven en un nuevo proyecto colectivo: un archivo audiovisual de la zona del Antiguo Matadero. 

Si bien el proyecto había sido perfilado inicialmente por los coordinadores aprendiendo de dificultades vividas en la anterior edición y con el fin de facilitar el trabajo y vehicular mejor las ideas; el grupo de trabajo se ha puesto a codiseñar el proyecto desde el inicio del proceso a partir de una sesión de tormenta de ideas. 

El equipo está formado por diversas personas pertenecientes a diferentes ramas de trabajo: filosofía, arte, diseño, programación, topografía, educación o música son algunas de ellas. Además, el trabajo se desarrolla en estrecha colaboración con la Asociación de Vecinos Reina Juana Zona Sur y con participaciones puntuales de otras organizaciones y agentes: Arquitectura Valladolid, Arquitectura Minúscula, Carlos Sanz Aldea, Pablo de Castro y Arquitectos por la Sostenibilidad. 

El nombre de Distrito 11 se debe a una clasificación encontrada en la página web del Ayuntamiento, con la que nadie se encuentra identificado y que genera controversia, de modo que empezamos con esa incógnita y con esas dudas respecto a la consideración pública sobre la zona de trabajo. La problemática con la que nos encontramos es una total desvinculación del equipamiento cultural de la Zona Sur situado en el emplazamiento del Antiguo Matadero y la zona circundante, además, la asociación nos pone al corriente de algunas de sus demandas y deseos históricos y actuales al Ayuntamiento con respecto a dicho espacio que se concretan en equipamientos públicos, sede para la asociación, interacción con el equipamiento cultural y hacer de la explanada un espacio habitable. 

En las 5 sesiones desarrolladas hasta ahora hemos realizado un acercamiento continuo a la zona, en primer lugar a partir de un mapeado del propio grupo, que reconoció las debilidades y potenciales de la zona partiendo de nuestro propio conocimiento del lugar (algunos de los integrantes han vivido en la zona, lo que facilita las cosas). 

El expresidente de la asociación Carlos Martín y la actual presidenta Carmen Lozano además de otros asociados, nos han acompañado en diversas sesiones, activando derivas por las calles de la zona y relatando sus memorias con respecto a los barrios de la Farola y de la Rubia concretamente, además de con respecto a la historia de la propia asociación, sujeto de grandes cambios en la zona.

Paralelamente, hemos acudido al Archivo Municipal a estudiar sus fondos, específicamente los relacionados con la historia del propio emplazamiento del Antiguo Matadero, construido en los años 30 y primer exponente de la arquitectura racionalista en la ciudad. Tras el cierre en los años 90, han sido diversos los planes de reutilización de los edificios, hasta convertirse en lo que hoy es. Todas las personas encontradas que han vivido en la zona, recuerdan con especial interés la presencia de los matarifes y de los mugidos y balidos de los animales, que caracterizaban a la zona, datos fundamentales para nuestra investigación. También hemos recuperado, escaneado y estudiado los fondos históricos de la asociación, nacida en los años 70 y sujeto, como decimos, de grandes cambios urbanísticos en la zona. 

Finalmente, nos han visitado Arquitectos por la Sostenibilidad -en la persona de Arancha Espinosa-, Arquitectura VA y Arquitectura Minúscula, en dos sesiones en las que la arquitectura, enfocada desde diversos frentes, ha sido esencial. En primer lugar y tras una visita al LAVA, dimos un interesantísimo paseo por el Barrio 4 de Marzo que, construido en los años 50, tiene aún un lenguaje arquitectónico difícil de comprender y sin embargo valioso. Por último, la sesión de debate sobre la difusión y educación en relación con la arquitectura nos ha servido para conocer otros métodos de trabajo y poder aplicarlos al nuestro.